Medir resultados: la información que estás perdiendo por el camino 1


Nos centramos en medir las acciones que realizamos en digital para conocer sus resultados y en conocer a la competencia y a la comunidad, pero perdemos información de valor por el camino.

Independientemente del actor que está siendo analizado (la marca o la competencia), lo que sí es cierto es que se pierde información de valor sobre el contenido, reduciéndose a temas y a datos de interacciones. Sin embargo, con esta información no podemos hacer un alineamiento para comprobar cómo se ajusta el plan de contenidos a la ejecución que finalmente se lleva a cabo.

El resultado que obtienen las acciones es solo la parte final del análisis que se realiza.

Las acciones también conllevan un texto, un contenido multimedia, unos canales y una forma de ejecutarlo. La mezcla de todo es lo que nos proporciona la campaña final y los resultados, pero podemos profundizar en el análisis de la planificación y del contenido. Con ello sabremos qué optimizar.

En el plan de comunicación y en el plan de contenidos se definen temas, categorías, estilo y tono de las publicaciones, así como los conceptos que se representan y el contenido multimedia que las acompaña pero ¿cómo medir si el plan de contenidos se ha llevado a la práctica de la forma más eficaz? Este proceso conlleva un grado de dificultad en el análisis por la abstracción del proceso.

Un concepto o idea puede redactarse y diseñarse de diferentes formas. Por ejemplo:

Concepto: Introducción a la funcionalidad 1

  • Ejecución 1: Conoce cómo “funcionalidad 1” puede ayudarte + enlace.
  • Ejecución 2: 5 pasos para poner en marcha la “funcionalidad 1” + enlace + imagen.
  • Ejecución 3: “Funcionalidad 1” en la práctica + vídeo.

 

Si no es eficaz alguna de las ejecuciones se descarta por interacción, visitas que redirige o impresiones que recibe. Nos focalizamos en el resultado que estamos obteniendo, sin saber si la adaptación del plan de contenidos está siendo correcta.

El análisis del plan de contenidos te permite conocer si las publicaciones que se han hecho a través de los diferentes canales siguen las pautas definidas, qué distribución temática tienen, el estilo y tono de comunicación empleado, así como el tipo de contenido.

Este análisis requiere un procedimiento más laborioso que el consultar una herramienta de medición de redes sociales, pero sin duda el valor de la información que se obtiene es muy útil y permite optimizar el contenido en base a los objetivos establecidos.

Si te interesa el análisis de contenido, sigue atent@ a próximos posts.

¿Y tú, mides resultados o mides todo el proceso al completo?

Infografía de vector diseñado por Vvstudio – Freepik.com

TwitterFacebookGoogle+LinkedInCompartir

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Un comentario en “Medir resultados: la información que estás perdiendo por el camino